Entradas

Mostrando entradas de abril, 2018

un anticiclón en ti

Imagen
Por fin sale el Sol. Por fin parece que ha llegado y todo apunta que es, ¡para quedarse! ¡Qué alegría! ¿Verdad?
Un anticiclón, según su definición, es una región de la atmósfera donde la presión es mucho más alta que en las áreas circundantes; produce buen tiempo, cielos despejados y no se producen lluvias. Ocasionalmente, eso sí, pueden producir niebla o bruma. Así pues, aplicado a nosotros, también podríamos decir que los humanos sufrimos anticiclones. Bueno, mejor dicho, nuestro estado de ánimo, puede ser un anticiclón.
Y no lo digo solamente yo. Está demostrado que nuestro estado de ánimo varía en función de la cantidad de luz que recibimos del Sol. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Elmhurst comprobó que existe relación entre la luz del Sol y las relaciones entre las personas. Cuanto más brilla el Sol, más fácilmente se relacionan las personas entre ellas, están más felices, contentas, con ganas de hacer cosas diferentes, pasear...
Otro de los estudios hechos, y que a …

Sant Jordi, San Jorge, San Giorgio, São Jorge...

Imagen
… una de mis tradiciones favoritas.


Cuenta la leyenda de Sant Jordi, que hace muchos, muchos años había un dragón monstruoso, con unas garras muy largas y aliento de fuego. Este dragón se comía a las personas vivas, las mataba con su aliento de fuego y hacia que el pueblo se marchara de sus casas. Los ciudadanos, decidieron darle al dragón sus ovejas, así no se los comía a ellos. Cuando se terminaron las ovejas le dieron vacas, toros… todos los animales que tenían, hasta que se quedaron sin nada. El Rey convocó una reunión donde decidieron que harían un sorteo y le darían al dragón cada día una persona para que se la comiera. Un día, la mala suerte cayó sobre el Rey, y tocó que el dragón se comiera a su hija. El Rey todo lloroso dijo: “Perdonad a mi hija, a cambio os daré todo mi oro, mi plata, y la mitad de mi reino, pero os pido por favor, que dejéis a mi hija.” El pueblo se negó, y el Rey pidió al pueblo ocho días de luto para su hija. Llegó el día, y el Rey dejó a su hija delante d…

LA RIÑONERA, MI NUEVO BOLSO

Imagen
¿Y el tuyo también? A mí, me encantan los bolsos, ya sean grandes, pequeños, de mano, cruzados, lisos, de colores… no obstante cada día me gustan más las riñoneras. Antes solía utilizarlas únicamente cuando salía a caminar o para hacer deporte.
Usaba una de color negro bastante grande, donde me cabía el teléfono, el paquete de clínex, las llaves, el cacao de labios (que siempre me acompaña) y aún me sobraba espacio. Comodísima.
Hace un par de semanas me fui de viaje y a parte de los bolsos, me lleve esta riñonera. Normalmente cuando hacemos viajes solemos caminar bastante y muchas veces el bolso nos puede llegar a molestar. Así que en este viaje pensé que a lo mejor usar riñonera me sería más cómodo, y descubrí que sí. Mucho más de lo que pensaba, ya que os tengo que decir que todos mis bolsos se quedaron en la maleta.
No sé cómo las recordareis vosotras, pero yo, las que tenía cuando era pequeña eran en tonos muy aburridos, y la mayoría eran principalmente masculinas, en tonos oscuros…

¿Esperar de?

Imagen
Esperando. A lo mejor pensáis que estoy obsesionada con la palabra esperar, pero últimamente tengo la sensación que en la vida esperamos demasiado. Y no de la vida precisamente.
Esperamos demasiado de alguien, esperamos demasiado de algo, esperamos demasiado de tiempo, esperamos demasiado en algún lugar, esperamos demasiado en el dentista, esperamos demasiado en la peluquería, esperamos demasiado en el aeropuerto… esperamos demasiado…



Hoy, me encuentro en la habitación de un hospital. Nada grabe, operan a mi madre pero tiene que entrar en el quirófano y siempre tienes aquellos nervios en el estómago. Hemos llegado al hospital a las ocho de la mañana y ahora, a las 10:48 la han venido a buscar. ¿Hemos estado esperando demasiado no? Ahora nos tocará esperar un par de horas más hasta que la suban otra vez a la habitación.
Estando los tres, mi padre, mi madre y yo, hemos estado hablando. Han venido a buscar a mi madre, y mi padre y yo, inconscientemente hemos cogido, por un lado la Tablet,…